Torta de la Serena

La Torta de la Serena se elabora con leche de oveja merina procedente de los pastizales de La Serena, al noroeste de la provincia de Badajoz. Son tres los ingredientes que marcan la diferencia de esta peculiar delicia pacense: la leche de oveja merina, la alimentación a base de pastos aromáticos propia de La Serena y la fermentación con cuajo vegetal autóctono (yerbacuajo) procedente de la flor del cardo silvestre.

La torta de la Serena es similar a la Torta del Casar, y sus diferencias recaen básicamente en el tipo de leche empleada.

Torta de la serena

Las fases más importantes en la elaboración de este queso son el cuajado y la maduración, un óptimo desarrollo de estas dos fases darán como resultado un exquisito manjar, tanto por su cremosa textura como a nivel gustativo por su intenso y particular sabor.

Se debe conservar a una temperatura entre 5 y 10º C. Por su condición de queso cremoso es aconsejable sacarla del frigorífico unas horas antes de consumirla, y así poder disfrutar de ella en su punto óptimo de temperatura, entre 18 y 22 º C.

Se debe abrir el queso por la zona superior en forma circular y retirar la parte de arriba como si se tratara de una tapa. A continuación podemos comenzar a degustarlo a cucharadas, untarlo en pan o bien mojarlo directamente con picos de pan. Una vez hayamos terminado, lo podemos volver a tapar y conservarlo en el frigorífico hasta nueva orden.

¡Buen provecho, jalasaneros!

Dejar un comentario